Indocumentados: Blanco fácil de abuso laboral en Aruba

#ARUBA / ORANJESTAD – Después de observar a través de la plataforma de Facebook de manera recurrente infinidad de denuncias de inmigrantes indocumentados. De conocer y leer testimonios reales que revelaron constantes abusos laborales cometidos por empleadores donde destacan; remuneraciones impagas, bajos salarios, jornadas extendidas, estafas, retención de documentos y hasta acoso sexual. Decidimos ampliar y darle relevancia a este tema.
Urgidos con verdaderas carencias, se ven en la necesidad de asumir cualquier tarea a cambio de pagos absurdos. Según una cifra emitida por la primera ministra, Evelyn Wever Croes. Más de 15 mil venezolanos se encuentran en estatus migratorio irregular.
Por temor a no ser retenidos y confinados por efectivos de GuardaNoscosta; muchos guardan silencio a pesar de que vulneran sus derechos. Esta situación de indefensión los deja en la cadena del grupo más frágil de Aruba.
Para hacerle frente a esta lamentable dificultad algunos deciden laborar en el sector informal. La idea es cuidarse de las famosas cazas que ejecuta el ente controlador migratorio. Pero; ¿Quién defiende a los desprotegidos? Hasta la fecha. No existen un ente o alguna institución REAL que abogue por los derechos laborales de los mencionados inmigrantes.
¿A que se debe tanta desprotección? el acoso laboral al que muchos se enfrentan excede la realidad. La mayoría padece de crueldad y explotación. Y, al estar bajo amenazas, optan por seguir soportando todo a pesar del sufrimiento.
Con testimonios reales y fuentes fehacientes, vimos como un grupo de mujeres profesionales de la belleza eran silenciadas. Todo esto ocurrió frente a nuestros ojos. A pesar de que hubo una denuncia ante las autoridades, el proceso judicial no prosperó. Las jóvenes después de casi dos años les fue devuelto los documentos que esta persona les tenia retenidos. Pero nunca se les otorgó el reembolso mínimo salarial por su labor.
Los inmigrantes que arriban a la isla; buscan una oportunidad; no obstante ante la imposibilidad de regularizar su situación, sumado a la fallida inclusión social, terminan siendo blanco fácil de abusadores laborales. Es momento de cambiar por un optimo futuro productivo.
Por Esperanza Luna
La Critica Aruba 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *