Hombre asesina a martillazos a su esposa mientras dormía

#ARGENTINA / MUNDOPablo Lotario Puzín, de 56 años, fue declarado culpable y sentenciado a cadena perpetua por un femicidio ocurrido en mayo del 2019 al interior de su domicilio ubicado en la provincia de Misiones, en Argentina.

La víctima fue su propia esposa, identificada como Fidencia Estela Arapayú, de 49 años, quien en ese tiempo se encontraba desaparecida, pero todo tenía una explicación.

Tras no saber nada de ella, su hija efectuó una denuncia. En este contexto, su marido, al ser consultado, afirmó en ese momento que había salido de su casa para someterse a una cirugía que tenía programada, pero todo se trataba de un engaño, informaron medios locales.

La confesión del asesino

Transcurrieron varios días de una extensa búsqueda, hasta que Puzín confesó que había asesinado a su esposa y que el cuerpo lo había enterrado en un pozo cercano a su vivienda.

De acuerdo a lo anterior, el hombre reveló que el violento episodio ocurrió durante la noche, cuando ellos estaban acostados en la habitación.

«Al intentar abrazarla en la cama ella se negó. La agarré de la mano y me dormí, pero noté que estaba despierta. Era de madrugada y ella me sacó la mano de nuevo», manifestó.

En esta línea, indicó que «le pregunté si salía con Cholfo (una expareja de la mujer) y ella me dice ‘no soy digna de tu amor’. A mí me agarró una amargura por dentro«.

El ataque de celos

Respecto a este hecho, trascendió que tanto el hombre como la mujer habían tenido algunos quiebres, pero que recientemente estaban juntos. Además, las hijas de la mujer dieron a conocer que el asesino era muy celoso.

Para cometer el brutal crimen, Pozín utilizó un martillo que estaba en la cocina para luego darle golpes en la cabeza a la víctima, aunque él declaró que no lo recordaba.

No conforme con aquello, colocó la ropa de la mujer en la cama y optó por esconder el cadáver para no ser descubierto por sus hijos.

El fiscal del Tribunal Penal 2, Antonio Glinka, remarcó que efectivamente el arma utilizada en el crimen fue el martillo, puesto que se hallaron rastros de sangre con material genético de la víctima.

Fuente Meganoticias

La Critica Aruba 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *