Hombre contactado por Tinder: es secuestrado, torturado y robado en Colombia

#COLOMBIA / MUNDO – Daniel Tobar Villa, un joven músico, fue drogado mientras tomaba un mojito en un bar, en Bogotá, Colombia. Estaba en compañía de un amigo, quien conoció a una mujer a través de la aplicación de citas Tinder e invitó al establecimiento.

La mujer llegó a la cita con dos amigas más en el local nocturno ubicado en Usaquén. Cuando Daniel fue al baño, una de ellas le colocó en su bebida un sedante de rápida absorción, conocido como benzodiazepinas, reseñaron medios locales.

Por el efecto de la droga, Daniel Tobar quedó en estado de sumisión y no recuerda muy bien lo que sucedió. Las mujeres contactadas por Tinder lo secuestraron, golpearon y torturaron hasta robarle los ahorros de su vida: casi 5 mil dólares.

El hombre recobró la conciencia 24 horas después en la clínica Reina Sofía, con limitaciones para moverse y sin tener claro cómo llegó allí. No tenía celular, dinero, ni documentos personales.

“No es culpa de Tinder, yo soy una víctima”

A un mes de lo sucedido, Daniel decidió contar en sus redes sociales la traumática experiencia que vivió con su amigo mexicano el 9 de abril. “Yo no duermo, me levanto a la madrugada llorando, angustiado», dijo.

Daniel Tobar Villa tiene vagos recuerdos de esa noche. Sabe que estuvo en un taxi con las delincuentes y que lo llevaron a un bar desconocido en el barrio Galerías. Luego, llegaron a una casa donde los metieron en cuartos separados. Quería huir del lugar, pero no lograba ponerse de pie.

Tres o cuatro hombres lo agredieron para obtener la clave de su cuenta bancaria y de Nequi, una plataforma financiera digital. “Me daban puños en el pecho y con palos en la espalda, con alicates me pellizcaban el pecho para que les diera las claves. Sé que me caí de tantos golpes que me dieron”, contó.

También, los delincuentes chatearon con los contactos del joven músico para pedirles dinero, pero éstos notaron que no era Daniel quien escribía.

Tobar dijo que su hermano Luis lo vio llegar en un taxi a casa de su mamá, donde vivía hace 10 años. Lo recibió y vio que no estaba bien, además tenía materia fecal en todo su cuerpo. Así que lo llevó al centro de salud, donde lo asearon y desintoxicaron.

“No es culpa de Tinder, yo soy una víctima, yo no me lo busqué, me llevaron contra mi voluntad y vaciaron mi cuenta”, expresó Daniel Tobar Villa, quien aseguró que tienen identificado a uno de los delincuentes.

Con información de Meganoticia

La Critica Aruba 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *